Facebook Twitter Instagram Soundcloud Youtube Email Enlace
  • viernes 23 de julio del 2021

INIA: nueva variedad criolla de maracuyá soportaría hasta 15 días sin agua

El INIA está desarrollando una nueva variedad, a partir de los genes de 10 accesiones. Además, tendrá un rendimiento de hasta 30 t/ha.

02 de junio del 2021

El Instituto Nacional de Investigación Agraria (INIA) actualmente desarrolla una nueva variedad criolla del maracuyá, la cual no solamente tendrá las características de la original (resistente a plagas, con buen color y sabor, así como una cáscara consistente, entre otras), que fue desplazada tras el ingreso al país de semillas extranjeras de baja calidad, sino que incluso será más grande, lo que potenciará su rendimiento y mejorará su valor comercial.

Una de las características más resaltantes de esta nueva variedad criolla, es que soportaría hasta 15 días sin agua. El INIA aún investiga hasta cuánto estrés hídrico puede soportar por falta del líquido elemento.

Los productores de maracuyá de Chimbote (Áncash), Olmos (Lambayeque) y Barranca (Lima), se vieron afectados por la llegada, desde Brasil y Colombia, de semillas que desplazaron al maracuyá criollo, explicó María Elena Rojas Meza, investigadora principal del proyecto. Ello ocasionó que la fruta peruana se degenerara.

Por tal motivo, en el 2018 inicia el Proyecto N° 207_PTT denominado “Fortalecimiento de capacidades técnico productivas de los productores de maracuyá”, con el objetivo de recuperar el maracuyá criollo, el cual “incluso tenía hasta más de 20 grados brix”. Se trabaja con los agricultores para que puedan mejorar sus frutos.

Durante el desarrollo del proyecto, se capacitó a los productores y se implementaron parcelas demostrativas para que ellos puedan ver cómo se realiza el manejo agronómico del maracuyá. También, se elaboraron materiales de difusión adecuados a las condiciones de clima y suelo del Perú, se implementó una guía de buenas prácticas agrícolas y se llevó a cabo un importante proceso de colección de material vegetal.

En total, son tres años de investigación, y los especialistas van por el segundo. En un par de años, el INIA lograría su objetivo de obtener la nueva variedad.

“Nosotros ya tenemos la colección, y ahora queda mejorar al maracuyá criollo: mantener todas las características organolépticas de la fruta, pero que este sea un poco más grande. Estamos haciendo las evaluaciones organolépticas en el campo, laboratorio, evaluaciones físicas y químicas de los frutos. Con los resultados finales vamos a tener una variedad de maracuyá peruano mejorado”, aseveró Rojas Meza.

Para leer el informe completo, puede descargar la edición N° 484 de la revista a través de este enlace.

 


Opiniones / Comentarios de otras personas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No te pierda las últimas noticias

Registrate con una cuenta gratuita y recibiras toda la noticia sobre sus temas favoritos.

Anterior