Facebook Twitter Instagram Soundcloud Youtube Email Enlace
  • martes 16 de julio del 2024

Comisión contra Biopiratería del Indecopi “no tiene dientes” y debe ampliar atribuciones

Santiago Roca, profesor de la Universidad ESAN, dijo que es necesario que el Indecopi amplíe sus atribuciones para enfrentar la biopiratería y lograr que los recursos genéticos sean valorados adecuadamente.

30 de octubre del 2020

Por: Gustavo Muñoz Pinto

Para una lucha eficiente contra la biopiratería, es necesario que el Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y de la Protección de la Propiedad Intelectual (Indecopi) amplíe sus atribuciones para lograr que los recursos genéticos y conocimientos ancestrales del Perú sean valorados adecuadamente.

Así lo señaló el director del Centro de Propiedad Intelectual, Competencia, Consumidor y Comercio de la Universidad ESAN, Santiago Roca, quien comentó que la Comisión Nacional contra la Biopiratería del Indecopi tiene una función principalmente declarativa y exhortativa, ya que se dedica únicamente a ayudar a las oficinas de patentes del resto del mundo a que no cometan errores en el otorgamiento de patentes de los recursos genéticos peruanos y hacer que los solicitantes ilegales de las patentes desistan en su accionar.

“La Comisión (contra la Biopiratería) solamente se dedica a detectar las solicitudes de patentes o patentes que han sido otorgadas en el resto del mundo sin que cumplan los requerimientos correspondientes. En realidad, le está haciendo el trabajo a las oficinas de patentes, porque estas cuando reciben una solicitud de alguien que quiere patentar, ellos deben investigar si lo solicitado es novedoso o si es conocido en otra parte del mundo. De ser así, no debería aceptar la solicitud, sino denegarla. La Comisión se dedica a ayudar a esas oficinas para que no otorguen patentes indebidas, pero eso es solo un aspecto de lo que es la biopiratería”, dijo a Agronoticias.

Ampliar funciones

Para el Dr. Roca la función actual de la Comisión del Indecopi es muy importante, pero podría abarcar mucho más, ya que cuenta con el apoyo de diversos organismos del Estado, como el Ministerio del Ambiente (Minam).

“Podrían ampliar su tarea para realmente luchar contra la biopiratería en todos los sentidos y no solo en el de denunciar y detectar patentes indebidas. Una vez que la detectas, ¿se beneficia en algo el Perú?, de los casos de biopiratería detectados, ¿el Perú se benefició en algo, ganan las comunidades de donde provienen los recursos genéticos? No. La comisión no tiene dientes y solo se focaliza en un solo aspecto, pudiendo jugar un rol más importante”, enfatizó.

Igualmente, destacó que el Protocolo de Nagoya busca la valoración de los recursos genéticos, exigiendo a quienes obtengan irregularmente las patentes, la distribución equitativa de los beneficios económicos hacia los propietarios originales, que pueden ser las comunidades indígenas o el Estado peruano.

Señaló que las normas contra la biopiratería deberían ser actualizadas para que la Comisión del Indecopi pueda tener esa atribución.

“Las oficinas extranjeras (de patentes) no deberían aceptar las solicitudes irregulares sin necesidad de la ayuda de la Comisión, pero como esas oficinas tienen otra mirada, entonces ahí juega un rol importante, pero para que realmente sea una institución con dientes, debería ampliar sus funciones para incorporar que se valoren los recursos genéticos y la debida retribución de los recursos genéticos”, aseveró.

“Actualmente, nadie está pagando por el recurso genético o biológico. La Comisión debería, de acuerdo al convenio de diversidad biológica y al Protocolo de Nagoya, vigilar la distribución equitativa hacia los propietarios de esos recursos. Lo que se hace ahora es declarativo, ya que dicen que no pueden sancionar. Su tarea muchas veces es exigir al solicitante de la patente que desista en su solicitud, porque le hacen ver que está equivocado. Una gran parte de los casos que finalmente ganamos son por propia voluntad del solicitante y eso está bien, lo aplaudo”, agregó el Dr. Roca.

En ese sentido, enfatizó el Dr. Roca, es necesario cambiar las leyes de protección de los conocimientos tradicionales y de acceso a recursos genéticos, para modificar las atribuciones de la Comisión Nacional contra la Biopiratería del Indecopi. El actual marco normativo solo es declarativo. “Exhorta, pero no tiene dientes”, sostuvo.

Puede revisar el informe completo descargando la versión digital de la edición 477 de la revista Agronoticias, a través de este enlace.


Opiniones / Comentarios de otras personas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No te pierda las últimas noticias

Registrate con una cuenta gratuita y recibiras toda la noticia sobre sus temas favoritos.

Anterior