Facebook Twitter Instagram Soundcloud Youtube Email Enlace
  • jueves 20 de enero del 2022

Biopiratería se ha sofisticado con las nuevas tecnologías

Actualmente, ya no se requiere material vivo o biológico para hacer biopiratería, según el director del Programa de Biodiversidad y Asuntos Internacionales de la SPDA.

07 de diciembre del 2021

El Abog. Manuel Ruiz Muller, director del Programa de Biodiversidad y Asuntos Internacionales de la SPDA, comentó que la biopiratería se ha sofisticado con las nuevas tecnologías. Actualmente, ya no se requiere material vivo o biológico para hacer biopiratería.

“Los paradigmas clásicos de ir a la selva y sacar la plantita han cambiado. Con la denominada cuarta revolución industrial y las diferentes disciplinas y ciencias de ingeniería genética, biología sintética, genómica, edición de genes, bioinformática, hay una serie de disciplinas y de tecnologías que convergen y se mezclan y se entrecruzan prácticamente sin requerir material vivo o biológico para hacer el trabajo de investigación”, indicó a Agronoticias.

Comentó que la biopiratería es un fenómeno que puede ocurrir de forma muy sencilla, ya que, a su parecer, “es tan fácil llevarse un puñado de hojas o un poco de suelo o incluso trabajar a nivel de base de datos para obtener secuencia genética, para que pudieran darse situaciones que calificarían como biopiratería”.

El especialista señaló que la situación plantea unos retos que el actual reglamento de acceso a los recursos genéticos, que entró en vigencia en julio de este año, tal como está no aborda de manera adecuada.

Detalló que el nuevo reglamento es demasiado restrictivo y controlista, lo que incluso podría generar desincentivos entre la comunidad científica e investigadora.

“Creo no debe haber mayores restricciones a lo que es investigación en biodiversidad. Evidentemente no se puede hacer investigación que atente contra el orden público o las buenas costumbres, pero la investigación para biodiversidad, ya sea para fines comerciales o académicos debería ser libre, sobre todo porque la gran mayoría de investigación no genera beneficios económicos, sino intercambio de información, publicaciones, colaboración entre instituciones nacionales y foráneas, pero si se empiezan a restringir se generarían resistencias y desincentivos”, aseveró.

Para leer la entrevista completa, puede descargar la edición N° 490 de la revista Agronoticias a través de este enlace.

 


Opiniones / Comentarios de otras personas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No te pierda las últimas noticias

Registrate con una cuenta gratuita y recibiras toda la noticia sobre sus temas favoritos.

Anterior