Facebook Twitter Instagram Soundcloud Youtube Email Enlace
  • jueves 26 de enero del 2023

Pobreza y crecimiento

31 de mayo del 2017

pobreza
ESCRIBE: ING. RÓMULO MUCHO
Los últimos resultados del estudio de la pobreza monetaria del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI) indican que la reducción de la pobreza total ha disminuido a una tasa de 7% en el último quinquenio 2011-2016. En el período 2006-2011 el acumulado fue de casi 17%, que está directamente ligado a la subida de los precios de los commodities, sumado al incremento de las agroexportaciones. Este margen de 10% se explica porque en los últimos cinco años los precios de los metales de exportación han caído y las políticas económicas de retroceso del gobierno del ex Presidente Ollanta Humala Tasso.
Sólo entre los años 2015 y 2016 la reducción fue de 1.1%, que se traduce en que  264,000 personas dejaron de ser pobres; aunque aún hay una brecha de 6.4 millones de peruanos en esta condición. En otras palabras se ha lentificado la reducción de la pobreza.
En los últimos 11 años (2006-2016), la tasa promedio de crecimiento anual de la pobreza monetaria fue de -8.47% y la pobreza extrema disminuyó a una tasa de -13.55% anual.
Por las circunstancias que vienen aconteciendo, como es la guerra entre los poderes Ejecutivo y  Legislativo, el crecimiento de la economía ha sido de 0.7% en marzo y se avizora una posible recesión en los meses venideros con desenlaces imprevisibles. Entonces, la reducción de la pobreza será mucho más lenta e incluso las personas que dejaron de serlo podrían volver a esta línea, con todas sus secuelas que ello acarrea.
Otro aspecto que resalta del último estudio de INEI, es que la pobreza no es uniforme sino que está concentrada en la región natural de la sierra, seguida por la selva y la costa. Sin embargo, la pobreza alcanza al 43% en el área rural y 13% en la zona urbana. Los departamentos más pobres siguen siendo Cajamarca y Huancavelica; no obstante, que el primero posee importantes yacimientos mineros, algunos de ellos en proceso de explotación y otros como “Conga”, esperando luz verde.
Es más, se prevé que en algunas regiones políticas la pobreza monetaria se incrementará, debido a la disminución del Producto Bruto Interno (PBI) regional, y a la disminución de las inversiones públicas y privadas, dentro de ellas, a la ausencia de inversiones en minería.
A ello se suman los daños causados por los huaicos y las inundaciones en la franja costera del país y las heladas recientes en la sierra y el friaje en la selva. Además, que el Plan de la Reconstrucción con Cambios recién se implementará a partir del 2018 y cuya ejecución demorará por lo menos cinco años.
El estudio también advierte que la pobreza se incrementará en algunas regiones, principalmente en Cajamarca donde la recesión económica empezó en el 2008 por la oposición a los proyectos mineros. Por otro lado, en esta misma región en el periodo 2007-2015 el sector agrario creció ligeramente un 6% frente al promedio nacional de 32%; así como la desnutrición crónica infantil llega a 16.9%, mientras que el nacional es 10.2%.
Un informe del Instituto Peruano de Economía (IPE) indica que en el último trimestre de 2016, la economía de Cajamarca disminuyó en -5.3%. Esto resulta inadmisible porque Cajamarca encabeza las regiones en el Perú con cartera de inversiones en minería por más de 10,000 millones de dólares.
Todos debemos entender que la minería moderna social y ambientalmente responsable continúa siendo una extraordinaria oportunidad para muchas regiones, por lo tanto es absurdo oponerse a su desarrollo en estas circunstancias en que el Perú más lo necesita. Si queremos reducir la pobreza y la desnutrición, necesitamos inversiones en todas las actividades económicas para tener una caja estable y atender las necesidades en los sectores prioritarios: salud, vivienda, educación y agricultura.
Finalmente, el gobierno del Dr. Pedro Pablo kuczynski Godard tiene que actuar con firmeza e inteligencia para que los proyectos mineros ahora paralizados por la ignorancia, la soberbia y la politiquería de algunos dirigentes antimineros, comiencen a desarrollarse para generar recursos para el país y para el agro en sus respectivos ámbitos de influencia.


Opiniones / Comentarios de otras personas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No te pierda las últimas noticias

Registrate con una cuenta gratuita y recibiras toda la noticia sobre sus temas favoritos.

Anterior