Facebook Twitter Instagram Soundcloud Youtube Email Enlace
  • viernes 19 de abril del 2024

ESTABLECER PLANTACIONES ESTRATÉGICAS EN LAS ÁREAS MÁS PROPICIAS PARA LA PROLIFERACIÓN DE PESTES

03 de marzo del 2016

ÁRBOL DEL NIM

Gran aliado forestal para frenar a las plagas y enfermedades favorecidas por el calor y la humedad, como el letal zika que hoy nos amenaza
 Originario de la India e internacionalmente reconocido, árbol del nim (Azadirachta indica) éste es una planta multifuncional que previene y cura numerosas enfermedades del género humano, ahuyenta o inhibe a los bichos transmisores de las mismas  (como malaria, dengue, chikungunya y zika) y sirve para elaborar diversos productos destinados a la sanidad agrícola y pecuaria.
Así asegura el experimentado Ing. Agr. Ivar Murat Alcova, estudioso y pionero del cultivo en nuestro país, con centro de operaciones en Lima.
Básicamente, el nim es un aliado no químico y no tóxico para hacer actividades agrarias limpias y saludables, por controlar a microorganismos e insectos nocivos que abundan en el campo.

 LABOR PIONERA

foto1-NIM
 El Ing. Murat empezó a comprobar las virtudes del nim en Piura hace más de 60 años, cuando todavía era estudiante de la UNA-La Molina, igual que su amigo  Godofredo García Baca (Q.D.D.G.). Ambos instalaron los primeros plantones de nim en un fundo  de la familia del segundo en Tambo Grande, hacia fines de los años 50.
A partir de ahí profundizaría sus estudios en torno a los usos de esa planta en todo el mundo, hasta tornarse experto en la materia.
Medicinal neem fruits
A raíz de la reciente y creciente amenaza letal del zika, enfermedad trasmitida por zancudos del género Aedes aegypti, el Ing. Murat nos alcanza gentilmente las siguientes precisiones:

  • El árbol del nim se reproduce por semillas o esquejes y prospera desde el nivel del mar hasta los 1,200 metros de altitud, con temperaturas de 21 a 32 grados centígrados.
  • Crece hasta casi 12 metros y su copa proyecta sombra hasta casi 12 metros.
  • La planta requiere poca agua. Además capta el nitrógeno atmosférico para autofertilizarse y es inmune a las plagas. Su madera se parece a la de la caoba.
  • Las hojas del nim contienen proteínas, aminoácidos, carbohidratos, fibras, ácido espártico, fenilamina y taurina, entre otras sustancias benéficas; mientras que sus semillas son ricas en ácidos grasos, nimbina, salanina y melantrio.
  • A la vez, la corteza del tronco posee alcaloides, minerales, cistina y prolina, entre otros.
  • Ciertas sustancias que contienen sus semillas, hojas y raíces actúan eficazmente contra unas 360 enfermedades y plagas que dañan a los cultivos y además transmiten diversos gérmenes nocivos para seres humanos y animales; sobre todo en ambientes o períodos con abundante calor y humedad, como los generados por el Fenómeno “El Niño”. Sin embargo, dichas sustancias son inocuas para el hombre.
  • En razón de las extraordinarias propiedades terapéuticas del nim, la Organización de Naciones Unidas lo ha proclamado como “Árbol del siglo XXI”.
  • En términos sencillos, ciertas sustancias de esta planta repelen a los insectos y además bloquean a su metamorfosis, impidiéndoles llegar a la edad de reproducción. Algo similar ocurre con los microorganismos malignos.
  • Por eso, en la India se introduce hojas de nim en los almacenes de alimentos; mientras que en Filipinas es prácticamente una ley no escrita el tener dos-tres plantas de nim en cada hectárea de arroz, para mantener alejados a los bichos.
  • Asimismo, en gran parte de Centroamérica se planta nim en los linderos de las chacras y también se le usa como sombra del cafeto y el cacao.
  • Igualmente, en Cuba el aceite extraído de las semillas del nim se aplica por aspersión a las plantaciones de caña de azúcar, para mantenerlas inmunes ante las plagas.

foto2-NIM

A LA ORDEN

 El Ing. Murat recomienda  plantar 15-20 matas de  nim por hectárea en los casos de olivos y frutales.
Asimismo, señala —con base en su propia experiencia— que el insecticida de nim elaborado artesanalmente es un gran inhibidor y controlador de bichos y parásitos que afectan a los animales mayores y menores. “Basta fumigarlos periódicamente para no tener problemas”, asegura.
En consecuencia, dado que el cambio climático y los fenómenos del ramo tienden a generar nuevos y cada vez más devastadores flagelos sanitarios, una de las grandes alternativas del prevención sería plantar el árbol del nim en las áreas más vulnerables a aquéllos, como riberas de los ríos, pozas de oxidación de aguas servidas, humedales, linderos de las chacras y entresurcos de cultivos susceptibles al ataque de plagas.
Para dar mayores detalles al respecto e incluso orientar técnicamente el establecimiento de plantaciones, el Ing. Ivar Murat Alcova está disponible en el celular 968856276 y el correo electrónico: [email protected].


Opiniones / Comentarios de otras personas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No te pierda las últimas noticias

Registrate con una cuenta gratuita y recibiras toda la noticia sobre sus temas favoritos.

Anterior