Facebook Twitter Instagram Soundcloud Youtube Email Enlace
  • miércoles 25 de noviembre del 2020

Diario Uno| Reynaldo Trinidad: La voz del agro

Homenaje póstumo del poeta José Luis Ayala al hombre más influyente del agro y su hija, Agronoticias

25 de octubre del 2020

Escribe: José Luis Ayala

Diario Uno

Un Estado carente de una política agraria, distribución y acción comercial propia, está condenado a depender de los países que producen y negocian alimentos. La agricultura es la única actividad humana que dinamiza la economía, no solo genera diversos productos, sino que necesita vías de comunicación, mercados, bancos, transportes, ferias y permanente inversión económica. Cuando no se tiene en cuenta el valor del agro como dinámica económica que genera trabajo, se empobrecen los agricultores, entonces los consumidores acuden a mercados externos y ese hecho impacta en el nivel de vida.

Esta idea fundamental alentó a Reynaldo Trinidad Ardiles para fundar la revista “Agronoticias” que empezó a circular el 20 de noviembre de 1978. La edición correspondiente a setiembre del año en curso ya es digital. No circula impresa y a colores como era antes. Un comunicado a sus lectores y auspiciadores, hace saber que seguirá luchando contra toda adversidad. Sin duda superará al desafío de la pandemia y será una tarea difícil pero “Agronoticias”, renacerá porque es parte del Perú esencial.

El escritor amazónico Roger Rumrrill en referencia a la revista afirma: “La primera significación está referida a la identidad cultural, a las raíces identitarias del periodista con el campo, con la tierra, con el medio rural, con el agro. No olvidemos que él nació en Pampas Grande, un pueblo del Callejón de Huaylas sembrado en su corazón. Lo conocí, fuimos amigos y colegas a lo largo de medio siglo. Soy columnistas de Agronoticias desde su fundación y puedo atestiguar sobre la devoción y amor que Reynaldo Trinidad Ardiles sentía por el campo. Un amor panteísta, animista y sacralizado sobre la Madre Naturaleza. Ese mismo amor que él sentía por la madre que lo trajo al mundo” (1)

Haber sostenido la existencia de “Agronoticias” durante tantos años, no solo fue un trabajo de fe y esperanza en el Perú eterno. Sino sobre todo en la fuerza de trabajo de millones de campesinos siempre sometidos a la pobreza y desamparo social. Quien quiera escribir la historia del Perú correspondiente al siglo XX, tendrá que acudir a esa fuente de información. Sus páginas están llenas de informaciones que los diarios limeños no recogieron debido a que sus lectores son urbanos.

César Lévano dijo: “Defender el campo en un país como el Perú no es solo defender la existencia física, lo cual es decisivo, sino también afirmar un conjunto de tradiciones y posibilidades. Un tesoro de saberes, cultura y moral, que incluye los nobles idiomas nativos, sin los cuales perderían valor la vida, el sueño y la canción de nuestro ser profundo.

El campo se está quedando vacío en el gran país de la papa, la quinua y la alpaca. Lo bueno de “Agronoticias” es que, gracias a su contacto permanente con la gente del agro, conoce sus potencialidades. Pero también sus fallas y desaciertos. En el esfuerzo por impulsar un agro moderno, cultiva el pluralismo y una preocupación sin tregua por la organización gremial y empresarial de los trabajadores de la tierra. Luchar por un agro sano y unos agricultores prósperos será, en los próximos años, una forma de extender la frontera de nuestra esperanza”.

Ahora falta que un historiador se dedique a compilar los artículos de Reynaldo Ardiles Trinidad, como de sus colaboradores, para la edición de varios volúmenes de textos referidos al agro. Ese hecho demostrará que se produjo una reforma social que cambió la mentalidad de los trabajadores agrarios, terminaron los trabajos antisociales y permitió el acceso a la educación superior a miles de niños condenados a seguir siendo analfabetos y pobres.

Testimonio de Manuel Jesús Orbegozo: “Recuerdo que de repente, un día llegó a mi mesa de redacción una revista que desde el saque se notaba seria, optimista, decidida a jugarse el pellejo por enderezar los entuertos que afectan a la vida del agro nacional. Desde el arranque impuso una característica ausente en muchas publicaciones: investigación científica, análisis exhaustivo y opinión exigente, a menudo basada en la pasión propia de la juventud de sus editores pero más que nada en un entrañable amor al país.

‘Agronoticias’ traía, trae, por lo general, informaciones recogidas en el campo, de boca de los mismos campesinos, de productores o agrónomos y también de autoridades políticas responsables de este rubro. Creía, creo, que la revista no sueña, es realista; sabe que las noticias de este tipo no se dan en la ciudad ni llegan cómodamente por teléfono, tienen que provenir del campo”. (2)

Todas las revistas pertenecen a su época histórica. Marcan un proceso dialéctico que se traduce en sus editoriales, crónicas, crítica, comentarios, entrevistas, sobre todo en la opinión política que emite y sostiene. “Agronoticias” se explica en la medida que la Reforma agraria, cambió no solo la forma de producción, sino que propició la apertura de una nueva dinámica social. El periodista supo entender los signos de su tiempo histórico y no se podrá escribir la historia del cambio histórico en el agro del siglo XX, sin un testigo excepcional como fue Reynaldo Trinidad Ardiles.


Opiniones / Comentarios de otras personas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No te pierda las últimas noticias

Registrate con una cuenta gratuita y recibiras toda la noticia sobre sus temas favoritos.

Anterior