Facebook Twitter Instagram Soundcloud Youtube Email Enlace
  • lunes 20 de septiembre del 2021

Propiedades nutricionales de la Ñuña o frijol reventón

Con alto contenido de proteínas y nutrientes

17 de enero del 2019

Originaria de la región central de los Andes y actualmente distribuida desde Cajamarca (Perú) hasta Chuquisaca (Bolivia), la ñuña, numia, poroto, pushpu o frijol reventón (Phaseolus vulgaris L.) es una leguminosa que se cultiva desde la época precolombina. La morfología de la ñuña es idéntica a la del frijol común.

Tiene actualmente gran   importancia en la dieta nutricional del poblador rural andino, dado a su alto contenido de proteínas (alrededor de 20%) y el contenido de sus nutrientes que son similares al del frijol, sólo que la  ñuña tiene la capacidad de expandirse y reventar cuando se les tuesta sola o en aceite, algo similar a la cancha (de suave textura y agradable al paladar), que se puede ofrecer como bocadito.

Existen 50 ecotipos distribuidos entre Ancash, Cajamarca y Huánuco, los mayores centros de producción en nuestro país.   

Los colores más comunes son: gris y blanco jaspeado, rojo claro, azul oscuro y plomo. No existen diferencias en el sabor entre uno y otro ecotipo.

Es un alimento altamente energético rico en  carbohidratos; tiene abundante proteína, cuyo consumo puede cubrir fácilmente gran parte de las necesidades  que requiera la dieta diaria. Además, contiene vitamina B. Por todas esas consideraciones, resulta un alimento ideal para niños en la edad preescolar, madres lactantes y/o gestantes.  

Las lectinas de dichas leguminosas de grano disminuyen el crecimiento de linfomas no-Hodgking (cáncer del tejido linfoide, que abarca los ganglios linfáticos, el bazo y otros órganos del sistema inmunitario).

Asimismo, la  ñuña contiene  abundante polifenoles que actúan como antioxidantes, retardando el envejecimiento prematuro, y la fibra,   promueve el tránsito intestinal y reduce el colesterol en la sangre.

En el Perú precolombino, se preparaba una especie de leche de la ñuña, que servía para alimentar a los bebés, como sustituto  de la leche materna.

La versatilidad de la ñuña  se presta para la elaboración de snacks o bocaditos, pero también se puede elaborar harina para la industria de la panificación y confitería.


Opiniones / Comentarios de otras personas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No te pierda las últimas noticias

Registrate con una cuenta gratuita y recibiras toda la noticia sobre sus temas favoritos.

Anterior