Facebook Twitter Instagram Soundcloud Youtube Email Enlace
  • viernes 07 de octubre del 2022

Nutrición foliar en cítricos para un mayor rendimiento

Para corregir una fertilización deficiente del suelo, se puede recurrir a la fertilización foliar. Aquí la importancia de esta técnica, con detalles de las ventajas y desventajas de los excesos y déficit de nutrientes.

30 de octubre del 2021

La nutrición foliar es una estrategia importante para maximizar los rendimientos de los cultivos. Esto puede complementar la fertilización del suelo cuando esta se muestra ineficiente.

Se sabe que los nutrientes son requeridos tanto en la etapa de floración como en la etapa de crecimiento de la fruta, y la competencia entre raíces y brotes, por la alta demanda, reduce la asignación de carbohidratos y restringe el crecimiento de la raíz.

En ese sentido, la aplicación foliar se debe realizar siempre de forma temprana o tanto en las mañanas como en el atardecer, cuando los estomas están abiertos. No se debe aplicar en temperaturas mayores a 27 grados centígrados, detalló el ingeniero Erik Martínez, representante de Agro Bayer Perú.

Mientras más temprano se haga la aplicación, el nutriente va a permanecer mucho más tiempo en la hoja, lo que hará que tenga una mayor asimilación o absorción, para así tener una mejor disponibilidad de esta y cubrir los procesos que la planta requiere.

Asimismo, los nutrientes penetran en la cutícula de la hoja o los estomas y luego ingresan a las células. Por lo tanto, la respuesta del cultivo ocurre en poco tiempo cuando se da la aplicación foliar.

“Sabemos que una vez aplicada vía foliar, la respuesta de los nutrientes es mucho más inmediata que cuando los nutrientes son aplicados a través del suelo”, detalló el Ing. Martínez.

ELEMENTOS NUTRITIVOS

Entre los elementos mayores están los primarios y secundarios. En los primeros están los macronutrientes (nitrógeno, fósforo, potasio y azufre) y dentro de los secundarios, el calcio y el magnesio.

Asimismo, como elementos menores, están el boro, cloro, cobre, hierro, manganeso, molibdeno, zinc, cobre y cobalto. Son todos los nutrientes que la planta requiere para poder alcanzar su potencial de desarrollo y tener una alta calidad en cuanto a producción.

Para leer el informe completo, puede descargar la edición N° 489 de la revista Agronoticias a través de este enlace.


Opiniones / Comentarios de otras personas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No te pierda las últimas noticias

Registrate con una cuenta gratuita y recibiras toda la noticia sobre sus temas favoritos.

Anterior