Facebook Twitter Instagram Soundcloud Youtube Email Enlace
  • viernes 07 de octubre del 2022

Hambre en América Latina aumentó 30% de 2019 a 2020

Aunque la pandemia es la razón principal, no es la única. La migración forzada, los desastres naturales y el cambio climático también están detrás de este escenario.

02 de diciembre del 2021

El hambre en América Latina aumentó un 30% de 2019 a 2020, elevando a 59,7 millones el número de personas afectadas. Son 13.8 millones más de platos vacíos de un año para otro, y aunque la pandemia es la razón principal, no es la única, ya que estos alarmantes datos no han parado de crecer en los últimos seis años.

La migración forzada, los desastres naturales y el cambio climático están detrás de este “escenario sombrío” en la que ya es la región del mundo donde más drásticamente han aumentado unas estadísticas que plasman una situación desoladora: 267 millones de víctimas de la inseguridad alimentaria y 106 millones de adultos con obesidad. Las mujeres son las que más sufrieron este impacto.

“Si las cosas no cambian con rapidez y profundidad, los países de la región incumplirán sus compromisos”, alerta el estudio titulado Panorama regional de seguridad alimentaria y nutricional de 2021, publicado este martes por cinco de las agencias principales de la ONU: la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA), la Organización Panamericana de la Salud / Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS), el Programa Mundial de Alimentos (WFP, por sus siglas en inglés) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

En el documento se insta a que se transformen los sistemas agroalimentarios para que sean más “eficientes, resilientes, inclusivos y sostenibles”.

En América Latina y el Caribe, 4 de cada 10 individuos conoce de primera mano la inseguridad alimentaria moderada o grave. Esto se traduce en una horquilla que va desde la incertidumbre de si se podrán cubrir o no todas las comidas del día, hasta la imposibilidad de ingerir alimento alguno en más de una jornada al año.

Este último grupo, prácticamente, se duplicó entre 2014 y 2020: de 47.6 a 92.8 millones. Para estos 267 millones de americanos en una u otra condición, se convierte en misión imposible el segundo Objetivo de Desarrollo Sostenible, que pretende erradicar cualquier forma de malnutrición para 2030.

En 2020, la prevalencia del hambre en América Latina y el Caribe fue de 9.1%, la cifra más alta en los últimos 15 años, aunque es ligeramente inferior a la media mundial (9.9%).

Este indicador aumentó dos puntos porcentuales durante la pandemia, siendo la subregión mesoamericana (que engloba desde México hasta los países andinos) la que mayor incremento experimentó (2.5). La población subalimentada en el continente también entiende de fronteras; 16.1% en el Caribe, 10.6% en Mesoamérica y 7.8% en Sudamérica.

Fuente: El País


Opiniones / Comentarios de otras personas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No te pierda las últimas noticias

Registrate con una cuenta gratuita y recibiras toda la noticia sobre sus temas favoritos.

Anterior