Facebook Twitter Instagram Soundcloud Youtube Email Enlace
  • martes 23 de abril del 2024

Exportaciones de cebolla totalizaron 59,282 toneladas hasta mayo

Actualmente, el mercado mundial se presenta con limitadas existencias, lo cual ha provocado una gran mejora en los precios internacionales

29 de junio del 2023

El mercado internacional de la cebolla suele ser tremendamente competitivo debido a que es un cultivo que puede ser producido en cualquier parte del mundo. Debido a ello, en los grandes mercados del mundo, como lo es Europa o los Estados Unidos, las tendencias comerciales no solo las marcan los grandes exportadores del producto, sino que también la producción interna toma mucha relevancia.

La cebolla peruana atravesó complicados escenarios en los últimos años debido a la crisis logística internacional. Esto afectaba directamente la rentabilidad obtenida por los productores, cuyas estructuras de costos se veían afectadas por las subidas en los precios de los fletes y la escasez de insumos para el cultivo. Debido a esto, el incentivo para forjar nuevas hectáreas de cebolla se ha ido perdiendo. Esto se pudo notar en las exportaciones del 2022, año en el que se notó un ligero retroceso en volumen.

Actualmente, el mercado mundial se presenta con limitadas existencias, lo cual ha provocado una gran mejora en los precios internacionales. Sin embargo, las exportaciones peruanas no han podido aprovechar esta coyuntura positiva debido a las diferencias entre los calibres y variedades más demandados por el mercado y la producción peruana. Por ejemplo, Estados Unidos, el principal importador global, suele demandar los tamaños grandes y gigantes, por lo que los importadores de este país priorizan a otros exportadores.

A pesar de que el año pasado se presentó un crecimiento en el precio de más del 5% para el producto, en lo que va del 2023 no se ha podido aprovechar el alza internacional. Hasta mayo, el precio promedio que recibió el productor peruano fue de US$ 0.33 por kilogramo, 2% mayor al mismo periodo del 2022. Con ello, los envíos totalizaron en 59,282 toneladas por un valor de US$ 20 millones. Esto significó una caída del 2% en el volumen por casi el mismo valor comparado al año anterior.

Exportaciones de cebolla

Los envíos de cebolla peruana iniciaron bastante bien el año. Durante el primer trimestre presentaron un crecimiento de aproximadamente 7%. Esto se dio debido a que muchos competidores evitaron cultivar cebolla por los elevados costos de producción, prefiriendo reemplazar los cultivos por productos de mayor rentabilidad. Esto se observó especialmente en el mercado europeo. Por ejemplo, la producción española se redujo entre 45% y 50% debido a los malos resultados financieros en las campañas pasadas. Por ello, este país buscó cubrir la escasez con producciones de Sudamérica, Nueva Zelanda y hasta China. Sin embargo, hubo fuertes impedimentos para que esto se materialice, como las restricciones en las exportaciones para asegurar el abastecimiento interno o el retraso de la campaña neozelandesa.

Por otro lado, en el primer trimestre el mercado norteamericano presentó una menor demanda y se mostró muy bien abastecido. Esto produjo que los precios no subieran a un ritmo parecido al del mercado europeo, especialmente con la llegada de la cebolla egipcia a través de Canadá y la abundante campaña mexicana. Sin embargo, los costos logísticos hacia Estados Unidos son relativamente más baratos que hacia Europa, por lo que en términos de rentabilidad, para muchos exportadores aún tenía sentido priorizar esta plaza.

Con respecto al mercado latinoamericano, los envíos se mantuvieron bastante estables. Colombia, uno de los principales consumidores de cebolla de la región, presentó una mayor demanda del producto que fue aprovechada por los exportadores peruanos. A pesar de que en este país los precios no son los mejores, están presentando crecimientos considerables. Solo en estos primeros tres meses importaron 30% más que el año anterior.

En los meses de abril y mayo se presentó una fuerte caída en los envíos, 50% menos comparado al mismo periodo del año pasado. A pesar de que en estos meses se suele presentar una menor cantidad de envíos, en esta ocasión la disminución de exportaciones fue más evidente. Esto parece responder a la desaceleración de la demanda presentada a inicios del año en Europa y la llegada de nuevas existencias de mercados como el chino. Además de ello, los productores peruanos han encontrado mejores oportunidades en el mercado interno, pues se reporta un incremento de más del 17% en el precio de la cebolla.

Esto demuestra que, a pesar de tener una menor oferta, la producción peruana aún no tiene un correcto ordenamiento. La distribución de los envíos pudo realizarse de manera óptima para tener una mejor respuesta tanto en el mercado interno como el externo y así obtener mejores precios.

Fuente: Fresfruit.


Opiniones / Comentarios de otras personas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No te pierda las últimas noticias

Registrate con una cuenta gratuita y recibiras toda la noticia sobre sus temas favoritos.

Anterior