Facebook Twitter Instagram Soundcloud Youtube Email Enlace
  • lunes 22 de julio del 2024

Tráfico de vida silvestre llegaría a ser crimen organizado

La propuesta legislativa surge para recategorizar y sancionar este delito que atenta contra el ecosistema. Entre el 2010 y el 2018, más de 50 000 animales vivos fueron decomisados del tráfico de animales

09 de septiembre del 2020

No es comercio es delito. El Congresista Alberto de Bealunde, del Partido Morado, presentó un proyecto de ley para categorizar de crimen organizado el tráfico ilegal de flora y fauna silvestre en nuestro país.

De aprobarse el proyecto, Nº 6051-2020, el tráfico ilegal de especies de flora y fauna silvestre; tráfico ilegal de especies acuáticas de flora y fauna silvestre; extracción y procesamiento ilegal de especies acuáticas y la depredación de flora y fauna silvestre serán considerados delitos de crimen organizado.

“Las bandas que operan en el tráfico de vida silvestre tienen redes similares y el mismo modus operandi que las de otros delitos de crimen organizado”, afirmó el congresista de Belaunde, “pero las autoridades que las enfrentan, lo hacen con las herramientas de delitos comunes. Hay que recategorizar este delito como lo que es, para enfrentarlo con la contundencia necesaria”.

La recategorización de los cuatro delitos ambientales mencionados permitirá a la Policía, jueces y fiscales contar con las armas necesarias para la investigación y persecución del comercio de vida silvestre. Estas armas están referidas a la posibilidad de levantamiento del secreto bancario y reserva tributaria, la interceptación legal de comunicaciones, inhabilitación de funcionarios públicos implicados en las organizaciones criminales, entre otras acciones.

El proyecto fue elaborado con el poyo de las organizaciones dedicadas a la conservación ambiental WCS Perú y Oceana Perú con el objetivo de frenar uno de los principales problemas que enfrenta la biodiversidad de nuestro país.

Cabe precisar que más de 50 000 animales vivos fueron decomisados del tráfico de animales en nuestro país solo entre los años 2010 y 2018. Estos se repartieron entre 319 especies, principalmente loros, tortugas y primates –varios en categoría de amenaza-, según WCS Perú.

La principal razón del comercio ilegal de animales  silvestres es para convertirlos en mascotas dentro y fuera del país. Según el portal del Congreso se trata de un negocio millonario con consecuencias devastadoras para los ecosistemas naturales y del ser humano.

En el caso específico de las especies acuáticas, esta involucra a especies bajo amenaza o cuyo comercio está prohibido o restringido, como los caballitos de mar, pepinos de mar, tiburones, entre otros.

Solo entre el 2018 y el 2019 se incautaron más de 30 toneladas de partes de especies de tiburones protegidas, según datos de Oceana Perú. Esto significa la muerte de entre 6000 y 15 000 tiburones.

La ley también contempla la persecución del tráfico de alimentos, objetos de recuerdo y hasta productos usados en prácticas de curandería –aves asfixiadas, boas disecadas, charangos de caparazón de armadillos, entre otras cosas-.

Considerar al tráfico de vida silvestre en el país es una propuesta que ya hicieron organizaciones como SPDA y que hasta el ministro de Agricultura y Riego, Jorge Montenegro, planteó en octubre pasado durante la Primera Conferencia de Alto Nivel de las Américas sobre el Comercio Ilegal de Vida Silvestre, realizada en Lima.

Tráfico y pandemia

Cabe precisar que durante la pandemia por el coronavirus, el tráfico ilegal de vida silvestre no solo amenaza a las especies, sino que también puede ser de alto  riesgo para el ser humano.

WCS Perú informó que existen hasta 17 patógenos, entre virus y bacterias, entre animales silvestres traficados que podrían ser transmitidos al hombre. Salmonelosis, rabia, malaria y herpes, son solo algunas de ellas.

Investigaciones científicas refieren que el origen del covid-19 es de naturaleza zoonótica que apareció en los “mercados húmedos” de China, donde diferentes animales entran en contacto entre sí y con seres humanos.

El comercio con animales silvestres expone a las personas a ser receptores de enfermedades infecto-contagiosas dando cabida a pandemias como la que se vive en la actualidad.

Puedes revisar el proyecto de Ley aquí.


Opiniones / Comentarios de otras personas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No te pierda las últimas noticias

Registrate con una cuenta gratuita y recibiras toda la noticia sobre sus temas favoritos.

Anterior