Facebook Twitter Instagram Soundcloud Youtube Email Enlace
  • jueves 04 de marzo del 2021

Solo 1.4% de los productores agropecuarios fueron beneficiados por seguros agrícolas

Según los resultados de la Encuesta Nacional Agropecuaria de 2019, solo un 1.4% de los productores en el país habrían sido beneficiarios de seguros agropecuarios.

27 de enero del 2021

Con un crecimiento en el PBI del 0.8% entre enero y setiembre de 2020, y un crecimiento esperado del 0.7% a diciembre de 2020, según el Banco Central de Reserva del Perú (BCRP), el sector agropecuario superó las complicaciones de la pandemia y fue un motor importante de la economía nacional.

Además, la actividad agropecuaria generó una importante entrada de divisas al país a través de las exportaciones, con lo que fue uno de los dos sectores que crecieron durante el período enero-noviembre de 2020 (+7.4%).

Si bien la agricultura se presenta como una de las principales actividades generadoras de empleo y divisas en el país, existen circunstancias climatológicas que limitan la productividad de los cultivos: friajes, inundaciones, huaicos y sequías.

En ese sentido, una alternativa que permite estabilizar los ingresos de los productores cuando se produce algún siniestro climatológico y que mejora la capacidad de recuperación productiva son los seguros agrícolas.

Según el FIDA, entre los principales beneficios del seguro agrícola se encuentran: (i) permiten a los pequeños productores adoptar cultivos o técnicas de cultivo más productivos, a pesar de ser más riesgosos, (ii) mejoran la capacidad de inversión de los productores, (iii) distribuyen el riesgo y la carga de recuperación entre distintos actores, y (iv) mejoran el acceso a servicios financieros.

De acuerdo con los resultados de la Encuesta Nacional Agropecuaria de 2019, solo un 1.4% de los productores en el país habrían sido beneficiarios de seguros agropecuarios. Además, se resalta la gran brecha de inclusión financiera existente en la actividad agropecuaria, pues apenas un 9.8% de productores habría solicitado crédito y tan solo un 21.8% contó con alguna cuenta de ahorro.

Debido al escaso empleo de los seguros agrícolas en el país, es importante recuperar las lecciones aprendidas sobre aquellos que han sido innovadores y exitosos en la región, y que lograron beneficiar a pequeños productores. El FIDA destaca tres casos de seguros agrícolas exitosos: (i) CafeSeguro, en Colombia; (ii) Microseguro agrícola para producción de sésamo, en Paraguay, y (iii) Produce Seguro, en El Salvador. Los dos últimos son seguros paramétricos.

Entre las principales lecciones se resalta que los seguros agrícolas exitosos poseen un amplio aspecto misional más que la búsqueda de rentabilidad, sin dejar de lado la sostenibilidad financiera del producto; además, la arquitectura institucional debe estar basada en colaboración y es de alta relevancia la presencia de una institución conocedora del tema.

Asimismo, es importante señalar que la innovación debe ser apoyada desde la regulación, para agilizar los procesos de prueba y aprobación.


Opiniones / Comentarios de otras personas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No te pierda las últimas noticias

Registrate con una cuenta gratuita y recibiras toda la noticia sobre sus temas favoritos.

Anterior