Facebook Twitter Instagram Soundcloud Youtube Email Enlace
  • viernes 23 de octubre del 2020

Senasa fortalece ganadería familiar con campaña contra la rabia

Se vacunan 290 mil animales cada año en 15 regiones del país para protegerlos de la rabia

29 de septiembre del 2020

Desde 2017 hasta la fecha, el Senasa vacunó aproximadamente a 290.000 animales cada año, ubicados en 15 regiones del país. Esto con el objetivo final de beneficiar las crianzas que gestionan pequeños productores pecuarios.

Las vacunas administradas son para proteger los ganados de la rabia de los herbívoros en favor de 36.000 productores en cada campaña anual. Información relevante que se difunde en el marco del Día Mundial de la Rabia.

“Realizamos esta importante labor en las regiones priorizadas de Amazonas, Apurímac, Ayacucho, Cajamarca, Cusco, Huánuco, Junín, Lambayeque, Loreto, Madre de Dios, Pasco, Piura, San Martin, Ucayali y en los valles de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro, donde protegemos al ganado que representa el sustento diario de miles de productores peruanos”, señaló el Jefe Nacional del Senasa, Miguel Quevedo Valle.

Las jornadas de vacunación se han centrado en las áreas con antecedentes a la enfermedad o en riesgo como medida preventiva. A su vez, sirvió para capacitar a los productores para reconocer síntomas del mal y notificar a la autoridad.

También se han implementado medidas sanitarias preventivas con la participación de expertos internacionales, entrenamiento de personal de vigilancia, prevención y control de la rabia de los herbívoros en campo.

Como contención de la enfermedad, los productores colaboran en la evaluación de mordeduras frescas en el ganado por parte del murciélago hematófago. Se hallar un incremento de estas se procede a la captura y control poblacional de dicha especie.

También se procede a la identificación de refugios de estos murciélagos, se toman datos de georreferenciación y se evalúa la población en cada una de las zonas referenciadas.

El Senasa, al ser la autoridad a notificar, atiende las denuncias de sospecha de la enfermedad. Como procedimiento, toma una muestra del encéfalo del animal enfermo para realizar un diagnóstico en el laboratorio.

El organismo del Ministerio de Agricultura y Riego recomienda a los productores, a su vez, no manipular los murciélagos bajo ninguna circunstancia. Si los divisan volando de día o caídos con incapacidad de volar, también se tiene que notificar al Senasa o Centro de Salud más cercano.

Por otra parte, los animales bajo sospecha de rabia tampoco deben de ser sacrificados o ser usados para consumir su carne.

Cabe precisar que los principales signos de la enfermedad son el aislamiento de los animales del resto, movimientos anormales de los miembros, abaniqueo de la cabeza, lagrimeo o secreción nasal.

Además, presentan mugidos frecuentes y entrecortados, andar tambaleante, arrastre de miembros y, finalmente, el animal se cae sin posibilidad de levantarse y muere al poco tiempo.

 


Opiniones / Comentarios de otras personas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No te pierda las últimas noticias

Registrate con una cuenta gratuita y recibiras toda la noticia sobre sus temas favoritos.

Anterior