Facebook Twitter Instagram Soundcloud Youtube Email Enlace
  • lunes 22 de julio del 2024

Reconocen a 3362 familias productores conservacionistas de Puno, Apurímac, Huancavelica y Cusco

Por su valiosa labor de rescatar y conservar variedades de cultivos con alto riesgo de extinción, las familias son beneficiadas con equipos e insumos agrícolas

07 de agosto del 2020

En el marco del  proyecto “Gestión sostenible de la agrobiodiversidad y recuperación de ecosistemas vulnerables en la región andina del Perú”, reconocen a 3362 familias productores conservacionistas de Puno, Apurímac, Huancavelica y Cusco, a través del mecanismo de Retribución por Servicios de Conservación de la Agrobiodiversidad (ReSCA), por su valiosa labor de rescatar y conservar variedades de cultivos con alto riesgo de extinción. Las familias son beneficiadas con equipos e insumos agrícolas.

Hoy (7 de agosto), se realizó una ceremonia en el anexo Virgen del Tambo, distrito de San Miguel de Chaccrampa, Andahuaylas, Apurímac, donde 60 productores conservacionistas de seis comunidades campesinas recibieron materiales e insumos agropecuarios, beneficiando aproximadamente a 574 familias agricultoras.

Los campesinos trabajarán en la recuperación de las 25 variedades de papas nativas, entre ellas: harina costal, moron guita, runapa maquin, cuchipa acan, pepino, runtos, huancaína, pichki, huachwapan qallun, puca kutana, mariano y putisasí.

Días atrás, en el centro poblado Amparani, Ácora, Puno, se realizó la primera entrega de retribuciones del año a productores conservacionistas de quinua que participaron en la recuperación de cultivares como Chullpi, Kello witulla, Huariponcho, Ccoito y Misa quinua. Los productores recibieron materiales e insumos como picadoras de forraje, trilladora de granos, calaminas, carretillas, palas, picos, reposteros, cocinas industriales y ollas.

Posteriormente, estas ceremonias de retribución al esfuerzo de los agricultores que conservan la agrobiodiversidad también se realizará en Lares, Cusco, a fines de agosto; mientras que en Laria, Huancavelica, se hará en septiembre.

El proyecto, impulsado por el Ministerio del Ambiente (Minam) y el Ministerio de Agricultura y Riego (Minagri), con el financiamiento del Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF) y el apoyo de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), planifica beneficiar a 5000 familias de 60 comunidades campesinas hasta el año 2022. 

Entre los objetivos de apoyo a la agricultura familiar busca incrementar la diversidad de cultivares de cultivos nativos, respetando los sistemas tradicionales agrícolas, en 1500 hectáreas.

Dato

ReSCA es un mecanismo de retribución para incentivar y revalorar la conservación de la agrobiodiversidad, en estado de vulnerabilidad (disminución o desaparición de variedades y razas de cultivos nativos), a través de acuerdos consensuados con comunidades campesinas.


Opiniones / Comentarios de otras personas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No te pierda las últimas noticias

Registrate con una cuenta gratuita y recibiras toda la noticia sobre sus temas favoritos.

Anterior