Facebook Twitter Instagram Soundcloud Youtube Email Enlace
  • viernes 25 de septiembre del 2020

Producción intensiva de palta provoca estragos ambientales en México

Por ejemplo, ha destruido paisajes forestales, pérdida de biodiversidad, degradación extensiva del suelo y excesiva extracción de agua de los acuíferos

06 de agosto del 2020

Un artículo del World Economic Forum señala que la producción intensiva de palta en México ha provocados estragos ambientales sustanciales e irrecuperables. Por ejemplo, ha destruido paisajes forestales, pérdida de biodiversidad, degradación extensiva del suelo, excesiva extracción de agua de los acuíferos, entre otros.

La enorme y desproporcionada demanda de esta fruta está generando un efecto sobre el cambio climático, sobre todo, en  Michoacán, que produce 8 de cada 10 paltas del país azteca y 5 de cada 10 frutos de la producción mundial.

El cultivo de la palta en el estado tiene una superficie de producción equivalente a 196 000 campos de fútbol; su economía regional depende en gran medida de un producto con un valor de mercado en torno a los 2500 millones de dólares anuales.

Para ampliar las áreas de cultivo se han destruido paisajes forestales con una diversa vida silvestre, y muchas otras tierras se han quemado intencionalmente para permitir una recalificación de tierras en favor de la agricultura comercial en lugar de los bosques. 

Un estudio de la Universidad Autónoma Nacional de México detectó una nueva tendencia en el estado al aumento de la sequía y las temperaturas en Michoacán. Existe una intensidad menor de las estaciones frías, necesarias para mantener el equilibrio ambiental, y una ampliación de las estaciones cálidas extremas, con un aumento de las cifras irregulares de lluvias y ciclones más intensos.

Diariamente se utilizan 9 500 millones de litros de agua para producir palta (equivalente a 3800 piscinas olímpicas), lo que exige una extracción masiva de agua de los acuíferos de Michoacán. La excesiva extracción del líquido está teniendo consecuencias imprevistas, como que se están produciendo pequeños terremotos.

Sobre este último punto, según las autoridades locales, la extracción de agua asociada al cultivo ha abierto grutas subterráneas que podrían ser las causantes de estos movimientos telúricos. Desde el 5 de enero al 15 de febrero se registraron 3247 movimientos sísmicos en el municipio de Uruapan y los alrededores, la zona de producción de aguacate más importante del mundo. 

Para tener una idea, una hectárea de palta con 156 árboles consume 1.6 veces más agua que un bosque con 677 árboles por hectárea. Dado que sus raíces son bastante horizontales, el flujo a través de la infiltración preferente es menor, lo que dificulta que el agua se filtre al subsuelo; 14 veces menos en comparación con el pino.

Por otro lado, un estudio realizado por Carbon Footprint Ltd afirma que un paquete pequeño con dos paltas genera una huella de emisiones de 846,36 g de CO2, casi el doble que un kilo de plátanos (480 g de CO2) y el triple del tamaño de un capuchino grande con leche de vaca (235 g de CO2).

Para tener en cuenta, el país azteca produce más aguacate que cualquier otro país del mundo. Semanas antes del Super Bowl (Miami, 2 de febrero del 2020), cada seis minutos, un camión cargado de palta salía de Michoacán para exportar la fruta a Estados Unidos. En el marco del evento deportivo se registra el 7 % del consumo anual tan solo un día. Cada año se consumen unos 5 000 millones de kilogramos del “oro verde” en todo el mundo, principalmente en América del Norte, Europa y Asia. 


Opiniones / Comentarios de otras personas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No te pierda las últimas noticias

Registrate con una cuenta gratuita y recibiras toda la noticia sobre sus temas favoritos.

Anterior