Facebook Twitter Instagram Soundcloud Youtube Email Enlace
  • miércoles 12 de agosto del 2020

Lima: comunidad de Santiago de Carampoma lucha contra el tráfico de bofedales

Los humedales regulan el caudal y tienen suelos fértiles que atraen a extractores ilegales que venden en viveros o mercados de la ciudad como abono o tierra orgánica, reveló Ojo Público

09 de julio del 2020

Pobladores de la comunidad Santiago de Carampoma, Huarochirí, Lima, denuncian que extractores ilegales vienen arrasando los suelos fértiles de los bofedales para luego venderlos o en viveros o mercados de la ciudad como abono o tierra orgánica, según Ojo Público.

Los bofedales, oconales, humedales o turberas poseen suelos fértiles y son capaces de capturar y almacenar carbono junto a grandes cantidades de agua. Tienen una profundidad mayor a los 30 centímetros y contienen, al menos, 30 % de materia orgánica.

 “Para los únicos que no ha habido cuarentena es para los champeros: ellos siguen depredando nuestro bofedal y, cada vez, tenemos menos pasto para el ganado”, señala Berjilio Carrillo Bojórquez, agricultor.

Los extractores llegan en pleno día y con varios camiones. Drenan segmentos de los bofedales, retiran la vegetación y extraen grandes rectángulos de turba. Después, solo queda tierra desnuda.

Nadie recuerda con precisión cuando aparecieron estos traficantes. Sin embargo, en la última década, la invasión a los terrenos comunales para extraer la tierra y vegetación de estos humedales se ha hecho cada vez más frecuente. Varios campesinos han tratado de disuadirlos e, incluso, los han denunciado en las comisarías de Matucana y Santa Eulalia. Pero, al cabo de unos días, los traficantes regresan y la historia se repite.

En la comunidad, la mayoría ha perdido la cuenta de esos encontrones. Hace un año, sin embargo, explican que hubo uno distinto: tres familias fueron acorraladas por los camioneros, mientras intentaban proteger el humedal. Los golpearon con los picos y los mangos de las palas. Entonces, aunque pusieron en alerta a los vecinos, los comuneros atacados se negaron a hacer la denuncia formal. “Tienen miedo de que le hagan daño a su ganado o se lo roben”, cuenta Bojórquez.

Según un estudio del Consorcio para el Desarrollo Sostenible para la Ecorregión Andina (Condesan), en la cuenca de los ríos Chillón, Rímac, Lurín y Mantaro, hay alrededor de 2637 hectáreas de bofedales degradadas.

La geógrafa Daniella Machuca Crespo identificó -en su tesis “Efectos de la extracción de turba en un sistema socio-ecológico altoandino: bofedales de Carampoma-Lima”– que, entre 2005 y 2016, se habían perdido 8.41 hectáreas a causa del champeo.

Boris Ochoa, hidrólogo e investigador asociado del Imperial College de Londres explica que hay una interdependencia entre la vegetación, la tierra y el agua del bofedal. Y, cuando están en equilibrio, pueden regular el flujo hídrico cuenca abajo, además de mejorar la calidad del agua, pues funcionan como filtros naturales. “Son como una esponja que almacena agua cuando hay un excedente y la liberan cuando hay un déficit”, explica.

De esta manera, no solo evitan grandes inundaciones y huaicos en las partes bajas de la quebrada durante la época de lluvias, sino que contribuyen a la disponibilidad de agua durante los meses más secos; y ayudan a retener el agua que se derrite de los glaciares.

Los bofedales y las turberas existen alrededor de todo el mundo. Y, en el caso de los Andes, tienen 7900 años de antigüedad, en promedio. En 2014, un estudio de la Michigan Technological University comparó las turberas altoandinas con las de Colorado (Estados Unidos). Así, el ecólogo e hidrólogo forestal Rodney Chimner detectó que las andinas eran más profundas, y que algunas de ellas almacenan más de tres mil toneladas de carbono por hectárea. Una capacidad mayor, todavía, que la de la selva amazónica.

 


Opiniones / Comentarios de otras personas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No te pierda las últimas noticias

Registrate con una cuenta gratuita y recibiras toda la noticia sobre sus temas favoritos.

Anterior