Facebook Twitter Instagram Soundcloud Youtube Email Enlace
  • viernes 23 de octubre del 2020

Concytec y el Banco Mundial desarrollan proyectos para la conservación del medio ambiente

A través de la investigación en recuperación de áreas forestales, conservación y aprovechamiento de bosques, control de tala, control de glaciares, descontaminación del agua, entre otros

05 de junio del 2020

El Consejo Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación Tecnológica (Concytec), en convenio con el Banco Mundial, viene ejecutando proyectos e iniciativas que contribuyen al cuidado y conservación del medio ambiente y al desarrollo sostenible.

El Proyecto Concytec – Banco Mundial dio a conocer que viene financiando proyectos que promueven, a través de la investigación aplicada, la recuperación de áreas forestales; la conservación y aprovechamiento de bosques; la propagación, industrialización y captura de carbono; el control de la tala y quema indiscriminada; el control de glaciares; la descontaminación eficiente del agua; la revalorización de cultivos; el aprovechamiento de residuos sólidos; el uso de materiales reciclados; la producción de productos ecológicos, entre otros.

Como parte de la generación de políticas públicas con responsabilidad ambiental y social, se realiza la implementación del Marco de Gestión ambiental y Social (MGAS), que articula a distintos actores entre universidades, institutos de investigación, Cites, empresas tecnológicas Pymes y asociaciones de los grupos interesados en las áreas de influencia directa e indirecta, para incorporar las dimensiones ambientales y sociales en sus actividades. Estas son:

  • En Ucayali: el Instituto de Investigaciones de la Amazonía Peruana viene generando tecnologías aplicadas a tres especies de bambú nativo, para mejorar su propagación vegetativa y potenciar sus propiedades físico-mecánicas, así como su capacidad de secado y de captura de carbono.
  • En Madre de Dios: trabaja en la recuperación de áreas forestales degradadas por la minería aurífera.
  • En Cusco: la Universidad Nacional de San Antonio Abad del Cusco, por su parte, apunta su investigación al control de la tala y quema indiscriminada de bosques en la Zona de Amortiguamiento del Manu, mejorando los principales cultivos agrícolas de la zona e implementando cultivos complementarios (biohuertos) en las poblaciones de Mansilla, Santa Cruz e Itahuania (zona de amortiguamiento del Parque Nacional del Manu) con un adecuado manejo agronómico.
  • En Apurímac: la Universidad Nacional José María Arguedas, investiga la mitigación de degradación de los pastos naturales altoandinos aplicando técnicas ecológicas como la clausura al pastoreo, el abonamiento y la revegetación con especies herbáceas deseables y arbustos nativos para la recuperación de la florística, la estabilidad del suelo y la integridad biótica.
  • En Moquegua: junto al CITE Agroindustrial de Moquegua, lleva a cabo una investigación que consiste en la elaboración de empaques biodegradables con celulosa extraída de los residuos de cáscara de tuna y corona de piña; proyecto que no sólo contribuirá al cuidado del medio ambiente, sino que permitirá a su vez mejorar las oportunidades de negocio y competitividad de los productores de tuna y piña de la región.
  • En Madre de Dios: la Pontificia Universidad Católica del Perú, desarrolla una tecnología que se pueda aplicar a los desechos forestales para obtener grafeno de calidad similar al grafeno comercial disponible actualmente en el mercado.

El Instituto Nacional de Investigación en Glaciares y Ecosistemas de Montaña (Inaigem) elabora la evaluación y estimación de la distribución espacio temporal de permafrost, o capa de suelo, a nivel nacional como potencial de reserva hídrica; y realiza el estudio sobre el aporte social, económico y ambiental en la conservación y pérdida de la biodiversidad marina-lacustre por el retroceso glaciar.

Mientras que la Universidad de Ingeniería y Tecnología, trabaja en la determinación de las propiedades mecánicas y la durabilidad de paneles de fibrocemento fabricados con fibras de ichu como refuerzo y cenizas de ichu como adición, para su aplicación en interiores.

Con estos proyectos se busca minimizar y controlar los posibles impactos adversos al medio ambiente e implementar cuidados a la salud pública en términos de seguridad y bioseguridad; así como identificar y promover buenas prácticas y procesos limpios orientados a la reducción de emisiones y desechos, uso sostenible de recursos naturales y energéticos, economía circular y reducción de la pobreza a través de emprendimientos, planes de negocios y revalorización del patrimonio natural y cultural de los pueblos.


Opiniones / Comentarios de otras personas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No te pierda las últimas noticias

Registrate con una cuenta gratuita y recibiras toda la noticia sobre sus temas favoritos.

Anterior