Facebook Twitter Instagram Soundcloud Youtube Email Enlace
  • sábado 16 de enero del 2021

Café: Producción Nacional cae 10% y afecta exportaciones

Abandono de cultivos y menos mano de obra provocaron la caída. Exportaciones del grano sumarían US$ 550 millones

14 de octubre del 2020

Entre enero y agosto, la producción de café cayó 10%. La migración a cultivos “más rentables”, como la hoja de coca, y mejor mano de obra por las restricciones propias de la pandemia del covid-19 provocaron la caída, según dijo el gerente de la Junta Nacional del Café (JNC), Lorenzo Castillo.

Hasta agosto, se produjeron 3,5 millones de sacos de café (de 60 kilos cada uno), casi en su totalidad de café verde, frente a los 3,9 millones de sacos de 2019. Esto en un contexto de caída de la producción del café peruano desde hace varios años por sobrecostos y bajos precios globales.

“Básicamente, fue por la carencia de mano de obra entre marzo y junio porque los trabajadores no pudieron trasladarse a los valles de producción (por la cuarentena establecida por el Gobierno). Hubo un estricto control de la policía y de las rondas campesinas por el tema del coronavirus”, dijo Castillo.

Cabe precisar que la oferta de Perú es mucho menor que la de Brasil o Colombia, los mayores productores de la región. Pero sí es uno de los top mundial en café con certificación ambiental u orgánico.

La proyección para la presente campaña era superar la producción de 4,1 millones de sacos y US$ 635 millones en exportaciones, lo logrado el año pasado. Sin embargo, se estima que se llegaría a los US$ 550 millones, una caída de -13,4% valor.

Esto se explica también en la migración a cultivos como el cacao y otros de agroexportación; y “para hacer caja” con siembras de hoja de coca (insumo base para elaborar cocaína), dijo el dirigente, por la que se paga el equivalente a 120 o 150 soles por jornal, mientras que el café solo ofrece 40 soles.

Según un estudio del Ministerio de Agricultura y Riego (Minagri), entre 2012 y 2019 se han abandonado un 17% del área total sembrada de café. Mientras que un 30% de 6.500 productores consultados están dispuestos a optar otras actividades en lugar del café.

“Estimamos que ahora esa reducción ha crecido a 20%. Prácticamente, estamos hablando de solo 370.000 hectáreas de café de cultivo, que hacen los esfuerzos por conservarse. El desafío es mejorar la productividad, más que abrir nuevas áreas”, dijo.

La próxima campaña de cosecha entre marzo y agosto presenta como reto la falta de financiamiento, porque muchos productores han quedado endeudados; y este es el gran debate que se plantea entre los sectores de la cadena productiva por los problemas que repercutirán en el futuro.


Opiniones / Comentarios de otras personas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No te pierda las últimas noticias

Registrate con una cuenta gratuita y recibiras toda la noticia sobre sus temas favoritos.

Anterior