Facebook Twitter Instagram Soundcloud Youtube Email Enlace
  • sábado 14 de diciembre del 2019

Brasil: la deforestación del Amazonas ha aumentado más de 60% en junio

En este mes ya se han devastado 769,1 kilómetros cuadrados

12 de julio del 2019

Foto: Cortesía

La deforestación del Amazonas ha aumentado más de un 60 por ciento en junio con respecto al mismo período en 2018, algo que para los ambientalistas es un ejemplo de que las políticas del presidente Jair Bolsonaro  empiezan a surtir efecto.

Según el Instituto de Investigación Espacial Nacional de Brasil (INPE), una agencia gubernamental cuyos satélites también monitorean el Amazonas, en junio se perdieron 769,1 kilómetros cuadrados, versus 488,4 kilómetros cuadrados en igual periodo del año pasado. Eso equivale a un área de la selva mayor que un estadio y medio de fútbol es destruido cada minuto de cada día.

“Durante los pasados seis meses, Bolsonaro y su ministro de medio ambiente  se han dedicado al desmantelamiento de la gobernanza ambientalista de Brasil y a neutralizar sus cuerpos regulatorios”, señaló Carlos Rittl, secretario ejecutivo de la red de la ONG ambiental Observatorio del Clima a CNN.

PROMESA DE CAMPAÑA 

Durante la campaña presidencial, Bolsonaro prometió que su gobierno se centraría en la recuperación de la economía brasileña y afirmó que buscaría las maneras de explorar el potencial económico del Amazonas. Seis meses después de su toma de posesión, el mandatario brasileño está sin duda alguna cumpliendo sus promesas.

PULMONES DE LA MADRE TIERRA 

La selva del Amazonas es a menudo denominada como los pulmones del planeta, produciendo el 20 por ciento de oxígeno en la atmósfera de la tierra. Se le considera vital en los esfuerzos vigentes para frenar el calentamiento global y es también el hábitat para incontables especies del mundo de la fauna y de la flora. Aproximadamente tiene una dimensión equivalente a la mitad del territorio de Estados Unidos, lo que la convierte en la mayor selva tropical de todo el planeta.

Su extensión se ha venido reduciendo de manera continua durante el pasado siglo, alcanzando el más alto nivel de deforestación en 1995; en ese entonces se perdieron 29, 059 kilómetros cuadrados. Desde entonces, el índice de destrucción ha ido en descenso, alcanzando su punto más bajo en 2012. Sin embargo, ha ido en aumento desde esa misma fecha.

 


Opiniones / Comentarios de otras personas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No te pierda las últimas noticias

Registrate con una cuenta gratuita y recibiras toda la noticia sobre sus temas favoritos.

Anterior