Facebook Twitter Instagram Soundcloud Youtube Email Enlace
  • lunes 11 de noviembre del 2019

Toma nota de esta receta contra la botrytis en arándano

La clave está en focalizar los esfuerzos en la etapa de floración

17 de agosto del 2019

Por: Robinson León Trinidad

El control de la Botrytis cinerea, causante de pudrición gris en arándanos, es solo preventivo, ya que cuando se establece no existe método para combatirlo. Todos los tejidos de las flores, tallos, hojas y frutos son atacados por este hongo, sin excepción.

“Si bien toda la parte aérea de la planta es susceptible a infectarse, las flores son el principal tejido que coloniza Botrytis, y posteriormente pueden transmitir la enfermedad a los frutos. Frente a ello, la clave es iniciar el control desde la floración”, señala el Ing. Agr. Ph.D. Andrés France, investigador del Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA) de Chile.

Las infecciones de la baya pueden ser tempranas, durante el cuajado, cuando alcanza la madurez o en camino a su destino, sobre todo cuando surgen quiebres de la cadena de frío en los contenedores. Frente a este cuadro, el especialista chileno plantea implementar las siguientes medidas de control preventivo:

  • No cosechar frutas sobremaduras, golpeadas, del suelo o con heridas.
  • Mantener los campos sin restos de frutas y malezas.
  • No cosechar a las horas de mayor calor.
  • Usar contenedores limpios.
  • Evitar el exceso de manipulación.
  • Mantener una cadena de frío óptima.
  • Realizar buenas prácticas en acopios, cámaras de frío y líneas de selección.
  • Usar fungicidas de contacto o sistémicos, rotando con productos orgánicos o biológicos para evitar problemas de resistencia.

Sobre este último punto el Dr. France señala que los productos químicos frontales o de mayor efectividad son las más susceptibles a desarrollar resistencia, mientras que los productos orgánicos y biológicos no tienen problemas de resistencia y son necesarios para un programa de antiresistencia.

“La resistencia se produce cuando se usa el mismo ingrediente activo o de la misma familia de fungicidas en forma repetida. La regla es rotar y/o combinar distintas formas de acción y familias de ingredientes activos”, explica.

Agrega que los controles, con productos químicos o biológicos deben iniciarse junto con la floración, continuar con la cuaja y caída de flores, además, es necesario continuar con las aplicaciones para aquellas variedades con racimos compactos.

Los principales defectos en el manejo de la enfermedad son: mala selección de fungicidas, aplicaciones a destiempo y fallas en cubrir el periodo crítico de control.


Opiniones / Comentarios de otras personas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No te pierda las últimas noticias

Registrate con una cuenta gratuita y recibiras toda la noticia sobre sus temas favoritos.

Anterior