Facebook Twitter Instagram Soundcloud Youtube Email Enlace
  • miércoles 21 de agosto del 2019

Noruega, el primer país del mundo en prohíbir la deforestación

La disposición es clara: evitar todos los productos de su cadena de suministro que contribuya a la tala de árboles

03 de mayo del 2019

Por: Teobaldo Ardiles Torres

Desde hace varias décadas, los países nórdicos se constituyen en un modelo a seguir para otros países, en temas como su sistema educativo, sus salarios, la labor social por parte del Estado, su equitativo sistema de impuestos, su sistema sanitario y el bajo desempleo.

También han decidido además tomar iniciativas radicales en su noble tarea de cuidar el planeta, teniendo en cuenta que muchas de nuestras actividades humanas amenazan seriamente al medio ambiente.

La Agencia Climate Action de Naciones Unidas, Noruega ha decidido prohibir, cualquier producto de su cadena de suministro que contribuya a la tala de árboles, incluyendo los importados.

“Esta es una victoria crucial en la lucha para proteger la selva tropical”, afirma el Sr. Nils Hermann Ranum, presidente de la Rainforest Foundation de Noruega.

Esta fundación ha tenido como principal objetivo la lucha contra la deforestación, y fue determinante que en la Cumbre del Clima de la ONU de Nueva York en 2014, Noruega, Alemania y el Reino Unido se comprometieran a “promover compromisos nacionales para fomentar cadenas de suministro libres de la deforestación”.

Según cifras recabadas por Climate Action, la producción de aceite de palma, de soja, de carne de vacuno y la maderera en siete países con altas tasas de deforestación (Argentina, Bolivia, Brasil, Paraguay, Indonesia, Malasia y Papua Nueva Guinea) contribuyó al 40% de la tala de bosques tropicales y al 44% de las emisiones de carbono asociadas entre 2000 y 2011.

Noruega, ya en 2008, en un acción muy importante para luchar contra la deforestación otorgó 1,000 millones de dólares a Brasil para combatir la deforestación de sus bosques. Gracias a ello, Brasil logró en el 2015 en un 75% reducir la deforestación, salvando más de 8 millones y medio de hectáreas de la selva amazónica y evitando la emisión de 3,2 millones de toneladas de CO2.

De otro lado, casi una década después de firmar con Indonesia un acuerdo de 1.000 millones de dólares para ayudar a proteger los bosques tropicales indonesios, Noruega efectuará el primer pago de alrededor de 20 millones de dólares por la reducción de emisiones alcanzada gracias al descenso de las tasas de deforestación.

Indonesia impuso una moratoria a la tala de bosques para cumplir con el acuerdo sobre el clima firmado en 2010, que vinculaba los pagos al progreso del país asiático en la disminución de las emisiones que provocan el calentamiento del planeta debido a la tala de árboles, los cuales liberan carbono cuando se pudren o se queman.

Indonesia, que alberga el tercer bosque tropical más grande del mundo, es también el mayor productor de aceite de palma. Los grupos ecologistas culpan de buena parte de la destrucción del bosque a la deforestación para establecer plantaciones de palma aceitera.


Opiniones / Comentarios de otras personas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No te pierda las últimas noticias

Registrate con una cuenta gratuita y recibiras toda la noticia sobre sus temas favoritos.

Anterior