Facebook Twitter Instagram Soundcloud Youtube Email Enlace
  • sábado 15 de junio del 2019

Mito, la fruta de la vitamina C y calcio

Prospera en los valles interandinos, entre 400 y 2,500 msnm; asimismo en terrenos marginales y secos

01 de febrero del 2019

El mito (Carica Candicans Gray)  es una especie silvestre, caracterizada por contener abundante vitamina C,  conocida como la papaya de la zona andina, pariente de la papaya (Carica papaya). Prospera en los valles interandinos, entre 400 y 2,500 msnm; lo mismo que  en terrenos marginales y secos, con climas templados, desde Piura hasta Tacna.

Como toda especie silvestre se alimenta de agua de lluvia, es decir, produce frutos en épocas de precipitaciones, pero ha demostrado resistencia  a épocas de sequía. Al sur de Lima, en las Lomas de Villa María, existe alrededor de una treintena de esta especie que han crecido y sobrevivido en forma silvestre. Los arqueólogos, después de investigar las Lomas de Asia, sostienen que en ese lugar  fue alimento de los primeros hombres de la época prehispánica.

USOS

El fruto del mito  es conocido con otros nombres:  kemish, jerjo, ackara, machupe y papaya de monte Se caracteriza por tener forma alargada u ovoide, de cáscara color  verde y con cadenillas de pulpa, mucílago y pepas en su interior, de sabor dulce y fragancia excepcional.

 

El Dr. Rufino Solano León, investigador de la Facultad de Agropecuaria y Nutrición de la Universidad Nacional de Educación “Enrique Guzmán y Valle”-La Cantuta, sostiene  en su libro “El Mito: Métodos de propagación y multiplicación, bondades alimenticias y medicinales”,  que ese fruto contiene alto contenido de vitamina C, calcio y fósforo.

Fuente: “El Mito: Métodos de propagación y multiplicación, bondades alimenticias y medicinales”

 

 

Normalmente, esa fruta se consume en fresco y forma directa, con su aromática pulpa se puede preparar néctares, refrescos, postres y mermeladas; mientras que su cáscara se presta para preparar confitados, y sus pepas o semillas  para extraer aceite parecido al de la oliva.

La torta resultante de ese proceso, igual que las hojas de la planta, sirven para alimentación animal, mejor aún en combinación con otros forrajes.

FRENTE AL CAMBIO CLIMÁTICO

El mito tiene la ventaja de adaptarse a un hábitat poco favorable y de escaso recurso hídrico, por lo que es una especie vegetal ideal frente al cambio climático global, incluso por ser  resistente a la sequía, con la cual se puede reforestar suelos marginales, con escasa presencia de agua o terrenos de secano.

Por lo mismo, esta especie resulta promisoria para impulsar proyectos de reforestación,  incluso porque el  árbol tiene la capacidad de atrapar  agua del aire y la niebla, para luego liberarla  gota a gota en los ecosistemas más áridos, como es el desierto.

 

PROMOCIÓN

Por todas esas virtudes del mito, la filial nacional del Movimiento Internacional “Slow Food” (sede en Italia) ha emprendido una campaña promocional de ese frutal nativo, para protegerlo del riesgo de extinción, frente a su condición de  especie amenazada de la flora silvestre, en la categoría Peligro Crítico (ver Decreto Supremo Nº 043-2006-AG, publicado el 13 de julio del 2006)

PROPAGACIÓN

Según el Dr. Solano León la mejor forma de propagación del mito, es a través de la siembra de semillas que se obtienen de la fruta, tras ser expuestas al sol radiante. Con estas semillas se prepara primero los almácigos o se siembra directamente en tierra fértil y se riega cada cierto tiempo, y a partir del tercer año empezarán a dar frutos.

En alianza con la Municipalidad Distrital de Coris, Aija, Ancash, desde hace cuatro años, el Dr. Solano León  impulsa un proyecto de  propagación de esta especie en viveros, con una producción de 100-150 plantones por año, los mismos que son entregados a los pobladores que voluntariamente adoptan un arbolito. Cada uno de ellos es responsable del cuidado y el  riego de la planta y la cosecha de la fruta. “Ojalá que el nuevo alcalde decida continuar con este proyecto, incluso para contribuir a la adaptación al cambio climático”, destaca el especialista.

Además, el fomento de su consumo directo o en la agroindustria, y su consiguiente demanda permitirían obtener ingresos adicionales al poblador lugareño.

 

 


Opiniones / Comentarios de otras personas
  1. Abel Jonathan Rosales Peña dice:

    He tenido la dicha de probar este fruto, es exquisito y de gran potencial en el agronegocio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No te pierda las últimas noticias

Registrate con una cuenta gratuita y recibiras toda la noticia sobre sus temas favoritos.

Anterior