Facebook Twitter Instagram Soundcloud Youtube Email Enlace
  • jueves 18 de abril del 2019

La mala alimentación mata más personas en el mundo que el tabaco y el cáncer

Así lo demuestra un nuevo estudio científico desarrollado en 195 países

14 de abril del 2019

Bajo el título “Global Burden of Disease” o Carga Mundial de Morbilidad”, diversos investigadores han analizado el consumo de 15 tipos de alimentos en 195 países a lo largo de casi 20 años, entre 1990 y 2017. Este nuevo estudio ha sido publicado en la revista médica británica “The Lancet”.

De ahí se desprende los siguientes datos:

  • A nivel mundial, una de cada cinco muertes (11 millones de muertes) en 2017 se asoció con una dieta deficiente, siendo la enfermedad cardiovascular la que más contribuyó, seguida de los cánceres y la diabetes tipo 2.
  • Se observaron mayores déficits en el consumo mundial de alimentos como nueces y semillas, leche y granos enteros, mientras que las bebidas azucaradas, la carne procesada y el sodio se consumieron en exceso.
  • El mayor número de muertes relacionadas con la dieta se asoció con el consumo excesivo de sodio, no suficientes granos integrales y no suficientes frutas. En los 15 factores dietéticos, más muertes se asociaron con no comer suficientes alimentos saludables en comparación con comer demasiados alimentos poco saludables.

“Este estudio afirma lo que muchos han pensado durante varios años: que una dieta deficiente es responsable de más muertes que cualquier otro factor de riesgo en el mundo”, dice el doctor Christopher Murray, autor del estudio y director del Instituto de Métricas y Evaluación de la Salud de la Universidad de Washington, Estados Unidos.  “Si bien el sodio, el azúcar y la grasa han sido el foco de los debates sobre políticas en las últimas dos décadas, nuestra evaluación sugiere que los principales factores de riesgo en la dieta son una alta ingesta de sodio o una baja ingesta de alimentos saludables, como cereales integrales, frutas, nueces y semillas, y verduras. El documento también destaca la necesidad de intervenciones integrales para promover la producción, distribución y consumo de alimentos saludables en todas las naciones”, agrega.

Las dietas deficientes fueron responsables de 11 millones de muertes, o el 22% de todas las muertes de adultos en 2017, con enfermedad cardiovascular (ECV) como la causa principal, seguida de cáncer y diabetes. También dieron como resultado 255 millones de años de vida ajustados por discapacidad (AVAD, por sus siglas en inglés), que equivalen a la suma de años de vida perdidos y años vividos con discapacidad. La mala alimentación representa el 16% de todos los AVAD en adultos de todo el mundo.

EN COMPARACIÓN CON EL TABACO

En comparación, el tabaco se asoció con 8 millones de muertes y la presión arterial alta se relacionó con 10,4 millones de muertes. En 2017, la ECV fue la causa principal de muertes relacionadas con la dieta (9.497.300) y AVAD (207,2 millones), seguida de cánceres (913.100 muertes y 20,2 millones de AVAD), diabetes (338.700 muertes y 23,7 millones de AVAD) y enfermedades renales (136.600 muertes y 3,4 millones de AVAD).

BAJA INGESTA DE CEREALES INTEGRALES Y FRUTAS

El estudio encuentra que, aunque el impacto de los factores dietéticos individuales varía de un país a otro, tres factores dietéticos (ingesta baja de cereales integrales, frutas y alto consumo de sodio) representaron más del 50% de las muertes relacionadas con la dieta y el 66% por ciento de AVAD. El otro 50% de las muertes y el 34% de los AVAD se atribuyeron al alto consumo de carnes rojas, carnes procesadas, bebidas azucaradas y grasas trans, entre otros alimentos.

“Los hallazgos son consistentes con un resumen reciente de ensayos aleatorios que documentan los beneficios sobre los factores de riesgo para la enfermedad cardiovascular al reemplazar la carne roja con fuentes de proteína. Por lo tanto, la adopción de dietas que enfaticen los alimentos de soja, los frijoles y otras fuentes de proteínas vegetales saludables tendrá beneficios importantes para la salud humana y planetaria”, señala el doctor Walter Willett, coautor del estudio y profesor de la Universidad de Harvard.

EN 195 PAÍSES

El trabajo ofrece una clasificación de los 195 países que ha estudiado. Israel, Francia y España son, en este orden, los tres cuyos hábitos alimenticios menos muertes causan, con menos de 90 fallecimientos por 100.000 habitantes (unas 40.000 muertes para el caso español, el 10% del total). Les siguen Japón y Andorra. El primer país americano es Perú (puesto 9), seguido de Bermudas (18), Puerto Rico (20) y Canadá (22). El primer africano es Ruanda (41) seguido de Nigeria (42), justo antes de Estados Unidos (43). De las grandes potencias, Rusia es la 171ª de 195; Italia, la 10ª; Reino Unido, la 23ª; Alemania, la 38ª; China, la 140ª; México está en el puesto 57; Argentina, en el 62 y Brasil en el 50. Cierran la lista tres países del Pacífico, Vanuatu, Papúa Nueva Guinea e Islas Marshall, y a continuación Afganistán y Uzbekistán.

De media, la población mundial solo comió el 12% de los 21 gramos diarios de nueces y semillas recomendadas y tomó 10 veces la cantidad de bebidas azucaradas aconsejadas (49 gramos frente a los 3 estipulados). Solo se consumió el 16% de la leche considerada necesaria (71 gramos reales frente a 435); alrededor de un cuarto de los granos integrales (29 de 125 gramos), y casi el doble de la carne procesada (4 gramos frente a 2 aconsejados) y el 86% más de sodio.


Opiniones / Comentarios de otras personas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No te pierda las últimas noticias

Registrate con una cuenta gratuita y recibiras toda la noticia sobre sus temas favoritos.

Anterior