Facebook Twitter Instagram Soundcloud Youtube Email Enlace
  • martes 30 de noviembre del 2021

El progreso genético y de manejo garantizan vacas más eficientes

Si somos consistentes en la selección de características deseables como proteína, grasa, células somáticas, etc., veremos avances significativos muy rápidamente y estos se verán reflejados en el pago de nuestra leche por ser de mejor calidad.

11 de septiembre del 2021

Escribe: Ing. Zoot. Robert E Watson B

El avance de la ciencia gracias a la tecnología y estudios avanzados de genética, nutrición y manejo del ganado lechero, nos permiten tener cada día ganado más eficiente en producción vitalicia de leche y sólidos totales en la leche.

Desde hace mas de 40 años se viene trabajando a nivel mundial en el desarrollo de indices para selección y mejoramiento genético del ganado lechero, como el mérito neto (NM) o el índice de tipo y producción (TPI), mérito quesero (CHM$), etc.

Últimamente se han creado nuevos indices que afinan la puntería o se enfocan mucho más a ciertos rasgos de importancia económica como son el índice de bienestar animal (WS), alimento ahorrado (FS), supervivencia del hato (HLIV).

Estos últimos nos ayudan a seleccionar animales más eficientes en la digestión de los alimentos (conversión de alimento en leche), animales más longevos más sanos. (Menos mastitis, cojeras, retenciones de placenta, cetosis, etc.)

Todos estos índices tienen un impacto económico muy importante y ayudarán a que los toros que usemos provean esas características muy deseables  y que el mejoramiento genético sea más rapido y eficiente. Todo esto unido al hecho que con la genómica hoy podemos saber a ciencia cierta que genes y características (buenas o malas) puede transmitir un toro, haciendo la selección mucho más atinada.

Si bien es cierto no hay un toro perfecto, siempre debemos estudiar los perfiles de los toros para decidir que características queremos introducir o evitar en nuestro hato porque todos los genes que transmite un animal se verán reflejados en el hato por muchos años (20 o 30).

Si somos consistentes en la selección de características deseables como proteína, grasa, células somáticas, etc., veremos avances significativos muy rápidamente y estos se verán reflejados en el pago de nuestra leche por ser de mejor calidad, además de tener vacas más productivas y eficientes.

 


Opiniones / Comentarios de otras personas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No te pierda las últimas noticias

Registrate con una cuenta gratuita y recibiras toda la noticia sobre sus temas favoritos.

Anterior