Facebook Twitter Instagram Soundcloud Youtube Email Enlace
  • martes 07 de diciembre del 2021

Senasa combatirá la sarna en vicuñas en 10 regiones

Para la atención de esta problemática, se realizará una evaluación epidemiológica a nivel nacional a fin de determinar la prevalencia de la sarna en los camélidos sudamericanos.

20 de octubre del 2021

El Midagri anunció que a partir del próximo año un millón de soles al Servicio Nacional de Sanidad Agraria (Senasa) para la atención de la sarna de las vicuñas

Este importante acuerdo se determinó durante la ‘Mesa técnica para combatir la sarna en vicuñas’, desarrollada en Pampa Galeras, región Ayacucho.

Para la atención de esta problemática, se realizará una evaluación epidemiológica a nivel nacional a fin de determinar la prevalencia de la sarna en los camélidos sudamericanos; y además, se gestionará un programa de control de esta enfermedad en 10 regiones del país.

Según el CENAGRO 2012, la mayor población de vicuñas se encuentra en las regiones de Apurímac, Arequipa, Ayacucho, Cusco, Huancavelica, Ica, Junín, Lima, Moquegua, Pasco y Puno.

Acciones estratégicas

Durante este año, el Senasa ha venido reforzando la atención sanitaria de vicuñas a través de los chaccus, espacios en los que se han venido evaluando la condición clínica de las vicuñas y determinando un tratamiento oportuno. Durante la intervención, también se aplican antiparasitarios y se capacita a los productores para la implementación de medidas de prevención.

Mediante esta jornada integrada se ha previsto continuar desarrollando jornadas de atención en las comunidades altoandinas de Ayacucho, previa coordinación con las autoridades locales y aprovechando los chaccus que se organizan periódicamente.

¿Qué es la sarna?

Es una enfermedad parasitaria externa producida principalmente por el ácaro Sarcoptes scabiei. Afecta a los camélidos sudamericanos domésticos y silvestres, sin distinción de edad y sexo.

Los signos clínicos son: inflamación y enrojecimiento de la piel, formación de costras quebradizas y dolorosas, caída de pelo y picazón intensa. Todo esto se debe a una reacción inflamatoria del animal, producto de la alimentación del ácaro, así como el contacto con su saliva y heces.

 


Opiniones / Comentarios de otras personas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No te pierda las últimas noticias

Registrate con una cuenta gratuita y recibiras toda la noticia sobre sus temas favoritos.

Anterior